7 Claves para hacer un buen vídeo…

(y no morir en el intento)

12 Febrero 2016 | Marketing

Esta semana comenzamos ya a grabar los vídeos de nuestra escuela de marketing online… admito que estábamos un poco “oxidados” y eso se nota.

Sin embargo, hay una serie de pasos que no debes olvidar si quieres que tus vídeos “toquen” a tus prospectos…

Y sobre todo, sin morir en el intento!

Esta semana te vamos a dar algunas claves importantes para hacer un vídeo sin que sea una tortura que te ocupe todo el día. Tenlas siempre en cuenta!

 

1.- Decide qué tipo de vídeo vas a hacer

Antes de comenzar, debes concretar cuál es el objetivo de tu vídeo, porque según sea, el mensaje, la forma de comunicar y el enfoque será diferente. En general, hay 3 tipos de vídeo:

  • Educativo, donde das formación a tu audiencia
  • Promocional, para vender un producto o servicio
  • Personal, hablando de ti y tu experiencia

 

En función del tipo que escojas, el enfoque será distinto, aunque siempre siguiendo ciertas reglas.

2.-   Haz un guión

Parece obvio, ¿verdad? Sin embargo, te sorprendería la cantidad de personas que se ponen delante de una cámara y sueltan la lengua… para no decir nada importante.

No importa qué tipo de vídeo estés haciendo, haz un guión.

Toma papel y lápiz y escribe la secuencia de pasos que quieres desarrollar en tu vídeo, cuáles son las ideas principales y si estas ideas tienen otras secundarias.

Haz un pequeño gráfico con los puntos más importantes para estar siempre centrado y no “perderte” de la información que quieres dar.

3.- Déjalo correr…

Uno de los errores más comunes cuando empiezas a hacer vídeos es que, cuando te confundes o dices algo mal, paras el vídeo y empiezas de nuevo.

Nuestra experiencia personal es que, es mucho mejor seguir grabando, y volver a decir la frase correctamente a continuación.

Si utilizas un programa como Camtasia u otro siempre podrás editar el vídeo más tarde, cortando y eliminando la parte donde están las frases equivocadas, dejando las correctas que fueron grabadas en su lugar.

Esto te evitará empezar mil veces el mismo vídeo porque cometiste un error, perdiendo energía, frescura y sobre todo, tiempo!!

 

4.- No edites TODOS los errores

Tu audiencia quiere conocerte, para poner conectar mejor contigo.

Y nadie, absolutamente nadie es perfecto.

De modo que, cuando edites tu vídeo, deja algún error pequeño sin tocar. Eso dará prueba de que eres humano… a la gente le encanta y tu mensaje será mucho más natural y espontáneo si no es completamente perfecto.

Se sentirán más identificados contigo y más cerca.

Y los necesitas cerca si quieres venderles algo, ¿verdad?

 

5.- Esquematiza y ve al punto.

Sobre todo en los vídeos educativos, es la única manera de que tu audiencia pueda seguirte.

 

Si usas Powerpoint (que es la forma más común de presentar información) haz pasos, 1-2-3, o A-B-C, utiliza párrafos separados y ve siempre al punto.

 

Crea procesos lógicos por los que las personas puedan aprender y mantener la atención.

 

Evita dar ejemplos interminables o contar historias largas que diluyen el enfoque y distraen a las personas del tema que estás tratando.

 

No des vueltas con la información! Utiliza las palabras justas. Cuanto más concreto, mejor.

 

6.- ¡Diviértete!

Lo peor que puedes hacer es mostrarte rígido, incómodo o aburrido en un vídeo. ¡Imagínate lo que estás transmitiendo a tu audiencia!

NADIE comprará de una persona insegura, nerviosa o excesivamente pasiva. No aporta seguridad ni fiabilidad, dos de las principales razones por las que las personas toman la decisión de comprar algo.

Puede que al principio estés nervioso o te sientas raro hablándole a una máquina, pero es importantísimo que trates de divertirte.

Cuanto más cómodo y más suelto te muestres, cuanto más relajado y contento, mejores resultados tendrás.

La gente quiere estar cerca de gente feliz, no lo olvides…

Ah! Y da igual si estás grabando tu cara, o sólo tu voz como acompañamiento de un PowerPoint. Tu energía traspasa cualquier medio que uses, así que cuidado con esto.

 

7.- Haz Pruebas

Imagínate que eres un deportista que va a jugar un partido. Necesita calentar para salir al terreno de juego, ¿verdad?

Bien, pues tú debes hacer lo mismo. “Calentar” motores antes de grabar el vídeo definitivo, para estar más centrado, confiado y enfocado en tu mensaje.

La mejor forma de lograrlo es hacer algunas pruebas.

Comienza grabando unos segundos del vídeo, y páralo.

Comprueba que el audio está correcto, que no se oye ruido ni tendrás interrupciones (cierra el Skype siempre y pon tu móvil en silencio).

 

Escúchate y determina si debes subir la voz, bajarla, ir más rápido o despacio… tú eres tu mejor crítico, así que ponte a prueba.

Una vez que lo tengas todo afinado y estés preparado, graba tu vídeo.

Ya está! Lo hiciste.Y seguro que, aunque todo se puede mejorar, lo has hecho fenomenal.

Una última cosa… Haz muchos vídeos. No te quedes en sólo uno. Si quieres dominar esta herramienta y adquirir soltura, no hay mejor forma que practicar.

Cuantos más vídeos hagas, más fácil será para ti organizarlo todo y terminarlos rápidamente.

Nos vemos en siete días!

Puedes compartir estos artículos en tu blog, en tu perfil de Facebook, y comentarnos lo que quieras. ¿cuál es tu mayor reto al hacer tus vídeos?

 

Jesús Torralba y Carmen Robayna

Posdata: Estamos creando una escuela gratuita para nuestros socios…donde es IMPOSIBLE no ganar dinero.

Regístrate GRATIS ↓

www.negocioindependiente.com/gana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Ley española de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies